¿Cómo reconocer la esfalerita al microscopio?

La esfalerita es un sulfuro relativamente fácil de reconocer al microscopio. Además, también es conocida por "blenda", simplemente. Por supuesto, que estamos hablando de un reconocimiento en corte pulido y bajo luz reflejada. Lo primero a destacar es que es un mineral esencialmente isótropo y de color gris. Sin embargo, es importante destacar la presencia ocasional de reflejos internos, especialmente en aquellos cortes delgados mal pulidos.

Textura de las esfalerita en microscopio

Otro dato no menor es que la esfalerita suele estar en textura "in desease". Este tipo de textura se produce cuando el sulfuro convive con la calcopirita y se producen contenidos espurios de hierro y cobre. Visita este sitio para conocer más sobre esta textura.

esfalerita en textura in disease
sph y cpy en textura "in disease"

Si todo lo demás falla para reconocer este sulfuro, entonces se debe recurrir a una mejor visualización del color. Los reflejos internos pueden verse amarillos a rojizas. La variación en el color va a depender muchísimo de la cantidad de hierro presente en la fórmula química de la blenda.

¿Qué es la calcografía en geología?

La calcografía es una técnica microscópica dentro de la geología que se preocupa por el estudio de los minerales opacos en corte pulido. Estos minerales deberán ser estudiados con microscopios ópticos que posean luz reflejada. La diferencia fundamental radica en que la observación de minerales opacos en corte transparente es prácticamente inútil. Sólo en corte pulidos es apreciable la conformación de los granos, las distintas texturas y los colores que adquieren en presencia de otros minerales.

A modo de ejemplo, la pirita en una roca ígnea como un granito se verá como una mancha negra. En un corte pulido se verá un agregado amarillo pálido con rayas, indicando que tiene clivaje. Esta diferencia sólo sería posible de apreciar gracias a la calcografía. Por suerte en geología conviven ambas disciplinas.

Pirita en corte calcográfico

Minerales Opacos en un granito