Isotropía y anisotropía

Las sustancias isotrópicas presentan siempre el mismo comportamiento independientemente de la dirección. En cambio en las anisotrópicas las propiedades varían con la dirección. La anisotropía es una consecuencia de la estructura interna del mineral. Si carece de organización interna (minerales amorfos) o si presenta una organización muy regular son isótropos, los demás son anisótropos.

Isotropía vs. Anisotropía

Isotropía y anisotropía de minerales opacos

Los minerales opacos son en general isótropos. ¿Por qué se produce entonces la anisotropía? Es una consecuencia de la estructura interna del mineral. Si carece de organización interna (minerales amorfos) o si presenta una organización muy regular son isótropos, los demás son anisótropos.

Los minerales que cristalizan en el Sistema Cúbico, es decir, el de máxima simetría, con sus átomos o iones distribuidos igualmente en las tres direcciones principales del espacio, son isótropos. Los pertenecientes al resto de los sistemas cristalinos (hexagonal, trigonal, tetragonal, rómbico, monoclínico y triclínico) son anisótropos, y las disposiciones de sus elementos constituyentes varían con la dirección y por tanto su elasticidad para las ondas luminosas también es diferente.

En general los minerales isótropos permanecen oscuros en el microscopio entre polarizadores cruzados, puesto que reflejan la luz sin modificar su plano de vibración. Sin embargo, en algunos casos se advierte cierta luminosidad parcial por despolarización parcial y rotación del plano de vibración, motivadas por diferentes causas: reflexión en el prisma, lentes no totalmente isótropas, incidencia convergente, las fisuras del clivaje, rayas de pulido, burbujas etc., aparecen iluminadas, en virtud de la influencia oblicua de los rayos sobre sus superficies (reflexiones internas).