Ficha de mineral en corte pulido

La observación microscópica de minerales es compleja y a menudo es fácil perderse. Por ello es mejor que esta sea acompañada por una ficha, en la cual se listen los detalles más importantes de la observación. Fundamentalmente serán incluidos: el nombre del mineral, el número de muestra, el sistema cristalino, la composición química y el depósito de origen. El origen debe ser lo más detallado posible. Es imprescindible mencionar la Mina, el Distrito o Provincia, la Región y el País de donde fue extraída la muestra.

En cuanto a las propiedades del mineral, las mismas deben ser anotadas en la ficha. Se deberá tener en cuenta la forma y el hábito, el clivaje, la fractura y zonalidad, dureza y reflectividad (el % teórico). También se podrá dejar asentado el color, el pleocroísmo o birreflectancia, la anisotropía y sus colores, los reflejos internos y las maclas.

Los datos son acompañados además por un dibujo de cómo se ven las distintas secciones del mineral en el corte pulido. En la ficha se ponen a disposición cuatro secciones para dejar testimonio de lo visto al microscopio. Esto es ideal para sulfuros, ya que demuestran tener muchas variaciones en el color.

Finalmente, se deberían incluir detalles como las texturas en las que se halla el mineral fichado, los minerales que tiene en contacto, la paragénesis completa del corte y las características diagnósticas. Así como también cualquier comentario adicional que explique las diferencias del mineral en relación a los otros.

La ficha para describir el corte delgado se vería así.

Haz click en la imagen o aquí para descargar ficha de corte pulido modelo acá.